¿Cómo convertir una piscina de cloro a agua salada?

Para instalar una piscina nueva o para convertir una con depuración por  cloro a una de agua salada, puedes recurrir a un profesional, pero también puedes hacerlo tu mismo si eres un poco manitas. El nivel de dificultad es medio y tardarás unas tres horas en completar la instalación

Para empezar debes saber que para transformar una piscina de cloro en agua salada, tan sólo tienes que modificar el sistema de filtrado.

Como ya hemos comentado anteriormente, este tipo de sistemas utilizan cloradores salinos que colocados en el sistema de depuración generan cloro gaseoso mediante electrolisis de la sal disuelta en el agua.

El cloro generado, se disuelve de forma automática en el agua y la desinfecta, matando cualquier microorganismo nocivo. Al final del proceso, el hipoclorito se transforma de nuevo en sal cerrando el ciclo.

Elementos de una piscina de agua salada. Para realizar la instalación necesitamos lo siguiente:

Clorador salino que consta de una central de control y una célula de electrolisis en la que se generará el cloro gaseoso. Debemos elegir un clorador salino adecuado al tamaño de nuestra piscina.

Regulador de pH que consta de una unidad electrónica, una sonda de medición de pH, de un inyector y líquido reductor de pH.

Sal para la cloración de la pisicina.

-Herramientas y elementos auxiliares para realizar toda la instalación.

Instalación del clorador salino y del reductor de pH:

1.- Preparación de la piscina.

Debemos comprobar que el agua está limpia y sin algas, si fuera necesario añadir algún alguicida, tendremos la precaución que no contenga cobre.

Debemos comprobar que el cloro disuelto es inferior a 5 ppm y la temperatura es superior a 15ºC.

Añadimos la cantidad de sal necesaria para llegar a la concentración de 5 kilogramos por cada metro cúbico de agua.

2.- Instalación del clorador salino.

Es aconsejable que tanto el clorador salino, como el reductor de pH estén resguardados, al igual que la depuradora.

Instalamos la célula de electrólisis en la conducción de retorno de la depuradora (en la tubería que sale de la depuradora hacia la piscina)

Instalamos y conectamos la central de control del clorador salino.

3.- Instalación del reductor de pH.

En la tubería de retorno instalamos mediante sendos orificios la sonda de pH y el inyector del reductor de pH.

Fijamos el panel de control y realizamos las conexiones, teniendo en cuenta que debemos colocar la bombona del productor reductor de pH en una cota inferior al panel de control.

4.- Realizamos las conexiones eléctricas.

5.- Una vez instalados y conectados todos los elementos, ya podemos abrir las conducciones y poner en marcha el sistema de depuración junto con el clorador y el reductor. En la primera puesta en marcha es aconsejable dejarlo a máximo rendimiento durante unas 12 horas, para que se alcance el nivel desinfección óptimo. Una vez alcanzado, ya lo podemos poner en posición auto.

Limpieza de piscinas

Mantenimiento de una piscina de agua salada

Cuando hablamos de mantenimiento de piscinas, debemos distinguir entre el mantenimiento del vaso, de los sistemas de conducción y de ...
Leer Más
Hucha cerdito rosa

Ventajas e inconvenientes de las piscinas de agua salada

Una vez que sabemos cómo funciona el sistema de cloración salina, nos podemos imaginar cuáles van a ser las principales ...
Leer Más
Piscina agua salada al lado del mar

Piscinas de agua salada

Si has llegado hasta aquí es porque estás decidido a montar una piscina de agua salada o quieres convertir tu ...
Leer Más

MEJORES OFERTAS DE PISCINAS DESMONTABLES

COMPRAR ACCESORIOS LIMPIEZA DE PISCINAS

LOS MEJORES PRECIOS DE LIMPIAFONDOS

PISCINAS HINCHABLES